Una compañía incondicional

Tener una mascota puede ser el gran anelo de un niño que, en ocasiones, se frustra cuando los adultos no lo consideran lo suficientemente responsable para cuidar de ella. A pesar de que esta idea puede ser objetiva y cierta, es importante saber los beneficios que aportan a nuestros pequeños, y a toda la familia, estos animales de compañía.

En general, la compañía de una mascota mejora la calidad de vida de todo ser humano; aumenta la longevidad, preserva el equilibrio físico y mental, facilita la recreación, reduce el estrés y disminuye el índice de depresión.

Además de mejorar la forma física por el aumento de la actividad, acariciar y jugar con tu gato o perro, silbarle nuevas melodías a tu pajarito, o contemplar a tus peces nadando, aumenta la producción de serotonina y dopamina que nos relajan y refuerzan nuestro Sistema Inmunológico.

Por otro lado, el vinculo afectivo reciproco se afianza a medida que interactuamos con nuestras mascotas.. Ellos son capaces de reconocer nuestra voz, detectar nuestro olor, interpretar  nuestros gestos de mando. Los animales también eligen a su dueño dentro de la familia mostrándoles su mayor afecto.

Tener mascotas nos favorece a todos, y aprender a amarlas a temprana edad, nos enseña a ser compasivos y a desarrollar las habilidades emocionales necesarias para empatizar con otros seres vivos.

Mua.



”La grandeza de una nación y su progreso moral, pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales”

Mahatma Gandhi.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo